Abril es el Mes Nacional de Conciencia sobre el Autismo. Es un buen momento para aprender más sobre este trastorno del desarrollo que afecta a 1 de cada 54 niños, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC). Los signos del autismo tienden a desarrollarse gradualmente, pero hay señales tempranas que los padres pueden observar en los niños pequeños. Un diagnóstico temprano significa intervenciones tempranas y, posiblemente, mejores resultados.

¿Qué es el autismo?

El autismo, o trastorno del espectro autista, es una condicíon que afecta el desarrollo del cerebro. Los cambios en el desarrollo pueden conducir a desafíos sociales, de comportamiento y de comunicación. Las personas con autismo pueden tener problemas para interactuar con los demás. Sus habilidades de aprendizaje y resolución de problemas son diferentes. Pueden exhibir comportamientos repetitivos y, como resultado, ser resistentes al cambio.

¿Qué causa el autismo?

No está claro por qué algunos niños son autistas. Es una condición compleja, por lo que la respuesta más probable es que hay muchos factores involucrados. Para algunos, puede haber un trastorno genético como el síndrome de X frágil como la raíz de su autismo. También puede haber mutaciones genéticas que aumentan la probabilidad de que alguien sea autista.

El medio ambiente también puede desempeñar un papel en el autismo. Los medicamentos y ciertos contaminantes pueden desencadenar el cambio de desarrollo.

¿Cuál es la importancia de detectar el autismo temprano?

La mayoría de los niños comienzan a mostrar signos claros de autismo a la edad de cuatro años. La Academia Estadounidense de Pediatría cree que muchos de los retrasos en el desarrollo asociados con el autismo, incluidos los retrasos sociales y del lenguaje, son identificables a los 18 meses o antes.

Generalmente, cuanto antes sea el diagnóstico, mejor será el resultado probable para el niño. Esto se debe a que, entre el nacimiento y los 3 años, el cerebro humano tiene la mayor neuroplasticidad. En otras palabras, es el más flexible al principio de la vida. Esa flexibilidad puede mejorar las posibilidades de que los niños con autismo desarrollen nuevas habilidades. La Academia Estadounidense de Pediatría cree que muchos de los retrasos en el desarrollo asociados con el autismo, incluidos el lenguaje y las relaciones sociales, son identificables a los 18 meses o antes.

Los primeros signos del autismo

Los padres deben de estar atentos a los primeros signos del autismo:

  • Diferencias sociales: las diferencias sociales pueden implicar evitar el contacto visual, no querer socializar con otros niños y mostrar patrones de juego inusuales, como inspeccionar juguetes en lugar de jugar con ellos. Es posible que tampoco participen en juegos de simulación o imaginarios.
  • Diferencias sensoriales persistentes: los padres pueden notar una respuesta negativa de un niño a los sonidos cotidianos como la televisión. Pueden reaccionar a las luces encendidas o a sabores y olores específicos. Esté atento a los patrones repetitivos en estas reacciones. Cualquier bebé puede llorar la primera vez que escuche la aspiradora, pero luego se adaptará al sonido. Sin embargo, uno que reacciona de la misma manera cada vez puede mostrar algunos signos de autismo.
  • Comportamientos obsesivos o repetitivos: ciertos patrones de comportamiento se asocian con el autismo que pueden aparecer temprano en la vida, por ejemplo, batir las manos o mecerse. Los niños autistas también tienden a tener intereses obsesivos en una actividad.
  • Retrasos en el habla o la comunicación: la mayoría de los niños balbucean a la edad de 12 meses y dicen palabras sueltas a los 16 meses. Sin embargo, un bebé autista puede parecer sordo. También pueden comenzar a verbalizar y luego detenerse. Si hablan, pueden repetir una frase o balbucear con un ritmo extraño.

Los padres que noten cualquiera de estos signos tempranos deben tomar notas y entregárselas al pediatra. El autismo puede ser difícil de diagnosticar, por lo que cuanta más información tenga el médico, mejor será y conducirá a una intervención temprana.